viernes, 24 de marzo de 2017

Poema del día: "Del arte de perder", de Adriano Scandolara (Brasil, 1988)

                                    Lose something every day. Accept the fluster
                                    of lost door keys, the hour badly spent.
                                                                                 Elizabeth Bishop

Saudade, sereno incapaz,
de penetrar estas paredes,
viste en esta lengua colores
alejados de extranjera

así que no es ningún desastre -
las cosas, lugares, un padre,
tres abuelas, toda una lengua
otra que las ratas carcomieron en el ático,

e identidades también, solo pregunte
si algo duele o pica o hace falta, aquí
este concreto, este asfalto,

donde ninguna flor a inevitables
inviernos concede el placer de que
se le quiten sus pétalos.

Adriano Scandolara, incluido en Inventar la felicidad. Muestra de poesía brasileña reciente (Vallejo & Co. Internet, 2016, selec. de Fabricio Marques y Tarso de Melo, trad. de Fabrízia Ribeiro).

Otros poemas de Adriano Scandolara
Segundo poema de tema judaico

jueves, 23 de marzo de 2017

Poema del día: "La trasparencia, dios, la trasparencia", Juan Ramón Jiménez (España, 1881-1958)

Dios del venir, te siento entre mis manos,
aquí estás enredado conmigo, en lucha hermosa
de amor, lo mismo que
un fuego con su aire.

No eres mi redentor, ni eres mi ejemplo,
ni mi padre, ni mi hijo, ni mi hermano;
eres igual y uno, eres distinto y todo;
eres dios de lo hermoso conseguido,
conciencia mía de lo hermoso.

Yo nada tengo que purgar.
Toda mi impedimenta
no es sino fundación para este hoy
en que, al fin, te deseo;
porque estás ya a mi lado,
en mi eléctrica zona,
como está en el amor el amor lleno.

Tú, esencia, eres conciencia; mi conciencia
y la de otro, la de todos,
con forma suma de conciencia;
que la esencia es lo sumo,
es la forma suprema conseguible,
y tu esencia está en mí, como mi forma.

Todos mis moldes, llenos
estuvieron de ti; pero tú, ahora,
no tienes molde, estás sin molde; eres la gracia
que no admite sostén,
que no admite corona,
que corona y sostiene siendo ingrave.

Eres la gracia libre,
la gloria del gustar, la eterna simpatía,
el gozo del temblor, la luminaria
del clariver, el fondo del amor,
el horizonte que no quita nada;
la trasparencia, dios, la trasparencia,
el uno al fin, dios ahora sólito en lo uno mío,
en el mundo que yo por ti y para ti he creado.

Juan Ramón Jiménez, incluido en Las ínsulas extrañas. Antología de poesía en lengua española (1950-2000) (Galaxia Gutenberg Círculo de lectores, Barcelona, 2002, selecc. de Eduardo Milán,   Andrés Sánchez RobaynaBlanca Varela y José Ángel Valente).

Otros poemas de Juan Ramón Jiménez

miércoles, 22 de marzo de 2017

Poema del día: "La vida (To Life)", de Xu Zhimo (China, 1897-1931)

Vida, tu cara está agostada y abatida.
Yo ya no tengo paciencia para aguantarte.
Te diré más, tus ropas están enlodadas, tus pasos se tambalean, tus tantos adornos me hacen reír.
Tus leyes me las sé al dedillo. Vida,
No eres más que Muerte, el Tiempo, el Destino...
Hace tiempo que lo sé, ya lo he comprendido, lo veo claro. Tarde o temprano me sacrificarás,
Pero tú no puedes maquillar tu cuerpo.
Te engalanas a la última,
Con la locura de un día y pretendes que la emoción sea auténtica.
¿Acaso crees que tu mundo es el paraíso?
Yo también vendré para que me hagan caso,
Y acompañaré tu melodrama hasta el crepúsculo.
Quizá mezclando en una sola vez el disfraz y la diligencia.
Pero por lo que a mí respecta, estoy convencido de que la emoción es auténtica.

Xu Zhimo en Obras completas de Xu Zhimo (1969), incluido en El cielo a mis pies. Antología de la poesía china moderna 1918-1949  (Ediciones Hiperión, Madrid, 2013, selec. y traduc. de Blas Piñero Martínez).

Otros poemas de Xu Zhimo
El amor y la muerte (Liebstch)El ancho mar

martes, 21 de marzo de 2017

Con motivo del #DiaMundialDeLaPoesia Asamblea de palabras te regala en exclusiva la recopilación de poemas de Francisco Cenamor "Restos de naufragio" en pdf

Pincha aquí para descargar el libro


Restos de naufragio es el resultado de hacer coincidir dos aspectos de mi trayectoria poética: la presencia de una voz fuerte y heterogénea y la obsesión por leer y aprender. He rescatado en este libro, que hoy comparto, textos reescritos por si en ellos quedaba algo que pudiese ser rescatado, así como textos que se perdieron por el camino. La división es la misma que utilicé en mis tres primeros libros editados. ¿Por qué? Porque son poemas y textos poéticos escritos en la misma época: 1997-2007, años de tirarme a la piscina y aprender.
     “Pecios” contiene poemas aparecidos en estos tres primeros libros, reescritos. “En el océano” son textos que parten del dolor de mirar el mundo, mientras que “En el mar” son textos en los que el dolor proviene de la vivencia del amor. “Islas” son fragmentos de poemas desechados para el libro o poemillas que me apeteció mantener, y aparecen separados igualmente por ambas temáticas. “Ánforas ocultas” es un grupo de poemas que nunca aparecieron en libro, tal vez en alguna revista o en alguna página en Internet; también cuenta con sus correspondientes “Islas”.
     “El libro de Raquel” es un librito que parte de una relación de complicidad que surgió del asombro ante la belleza. Y aunque el asombro duró once años, el libro fue escrito durante los primeros momentos de esa relación. En aquellos momentos lo religioso, lo místico, tenían una fuerte presencia, como místico es el asombro ante la belleza, de ahí que imite, en cierto modo, el tono y ordenación de algunos textos sagrados como la Biblia (nada menos, que pretencioso).
     Por último, “Gotas en el agua” incluye textos poéticos escritos para breves piezas teatrales que fueron llevadas a diversos escenarios, normalmente universitarios, que fueron interpretadas por personas no profesionales, ni siquiera relacionadas con el teatro aficionado. Entre ellas dos que fueron actores impresionantes: María Valverde, mi madre, y Ángel, mi padre. A todas las personas que de una u otra manera consiguieron entrar en mi vida en esos años está dedicado este libro.

Francisco Cenamor

lunes, 20 de marzo de 2017

Poema del día: "Niño mirando el tiempo", de Coral Bracho (México, 1951)

Todo espacio es esplendor, es amplitud
para la luz que lo contempla. Sílice,
umbral, reflejo suave y envolvente, el tiempo:

Lascas soleadas, ensombrecidas
por gozosas texturas. Planos de líquida
quietud.
Estancias hondas, refulgentes, que acogen con una alegre fugacidad. Refugio
cálido

y envolvente, el tiempo
se abre y se extiende, encendido, jovial,

ante los ojos deslumbrantes del niño.

Coral Bracho en Huellas de luz (1994), incluido en Casa de luciérnagas. Antología de poetas hispanoamericanas de hoy (Ediciones Bruguera, Barcelona, 2007, ed. de Mario Campaña).

Otros poemas de Coral Bracho
Jaguar sobre muro de cuarzoPuerta en la selvaReflejo

domingo, 19 de marzo de 2017

Poema del día: "Menos", de Ilhan Berk (Turquía, 1918-2008)

Una mañana nos despertamos
y encontramos todas las puertas cerradas
todas las calles ocupadas
No me recobraré fácilmente
Creo que aquellas calles
no irán a dar ya nunca más
a ningún sitio sin ti
Sin ti una ventana no abrirá al mar
no intentará detenerse
delante de tu casa fácilmente
A la lluvia no se le ocurrirá llover porque sí
Si te fueras donde podrías ir aún no lo sé
Estar en Bizancio acaso esté bien
acaso esté mal
acaso no puedo ni decir esto
A mí no me gustan las calles sin tiendecitas ni cafés
tampoco me gustan las habitaciones ni las paredes
No me gustan ni pizca los reyes
Supongamos que lo que dijiste resultara cierto,
demos por sentado que la primera vez
saliste de nuestras calles por primera vez
Nada de parrillas, nadie fríe pescado
Estás en una calle
No hay lechugas verdes
Un montón de cosas no van bien
con el ser humano
Digamos que estás en un momento así
Que Constantino te ha cedido todas las aguas
Esto no es cambiar el universo
No lo es.

Ilhan Berk, incluido en Arquitrave (Segunda época, nº 57, septiembre-diciembre de 2014, Colombia, trad. de Clara Janés y Çagla Soykan).